Zidane y las presentaciones orales 3

Veo a Zidane por la tele y me acuerdo de nuestra profesora de Metodología II, Carmen López. Es una asociación extraña de ideas, lo sé, pero que aclaré a continuación.

Estos días hemos estado discutiendo en clase bastante sobre la interacción y la producción oral, sobre cómo integrarlas en clase y, además, sobre cómo realizar producciones orales eficazes, porque esta semana los alumnos tenemos que realizar una presentación oral para la evaluación.

Una de las ideas que destacó la profesora Carmen López es que en estas presentaciones es importante cerrar bien y que la idea principal de la presentación se presente (o repita) al final, ya que la audiencia las recuerda mejor. En el momento que explicaba esto, yo no le di mayor importancia (creo que ni siquiera lo anoté en mis apuntes), sin embargo, esa noche, al ver a Zidane en las noticias lo recordé. Yo no soy muy futbolera, la verdad, pero sé que Zidane fue un buen jugador de fútbol. Sin embargo, muchos lo recordamos por el cabezazo a Materazzi en el Mundial de fútbol de 2006. Último partido, (prácticamente) último minuto. Es un poco triste, ¿no? Toda una carrera empañada por un cabezazo.

Eso me hizo recordar lo dicho por Carmen López y cómo un final de esos de “ya está” puede estropearte una presentación en la que las ideas han ido discurriendo lógicamente. La audiencia, para que estamos realizando esa producción oral, puede tener la sensación de “¿y así se acaba esto?”. O quizás el planteamiento es erróneo, es al revés:  una presentación en la que las ideas discurren lógicamente no puede acabar con un “ya está” (digo “ya está” exagerando un poco, soy consciente de que nadie acaba así).

¿Y nuestras clases? ¿Cómo las acabamos? Creo que es importante que los alumnos también tengan la sensación de “hoy he aprendido esto” y eso normalmente se logra si la sesión está bien planificada y acaba de una forma “redonda”. Creo que es importante acabar las clases haciendo que nuestros alumnos sean conscientes qué se ha trabajado durante ese día, para que puedan desarrollar sus estrategias de aprendizaje autónomo. Probablemente, este es uno de los muchos errores que cometía en mis sesiones como auxiliar de conversación: como no temporalizaba correctamente, en muchas ocasiones acababa corriendo y sin cuidar las formas, cosa que descolocaba bastante a mis alumnos.

3 thoughts on “Zidane y las presentaciones orales

  1. Reply Carlos Feb 7,2011 12:53

    Imagino que López tendrá razón cuando decía eso: no en vano lo recordaste rápidamente a pesar de no haber sido consciente de ello cuando lo escuchabas en clase.

    Gracias a tu post trataré de acabar las clases de este semestre con un “¿Qué hemos aprendido hoy?” Creo que será bueno para todos.

  2. Reply Érika Feb 7,2011 14:42

    ¡Hola, Laura!

    ¡Muy buen post! Me quedo con esta frase, que me ha hecho reflexionar y me ha parecido muy constructiva:

    “Creo que es importante acabar las clases haciendo que nuestros alumnos sean conscientes qué se ha trabajado durante ese día, para que puedan desarrollar sus estrategias de aprendizaje autónomo.”

    Si al final de la clase retomas lo que habéis hecho a lo largo de ella, como tú bien dices, les estás aclarando las ideas a tus estudiantes. Muchas veces, en una clase de lengua, se tocan varios temas y los alumnos no acaban de ser conscientes del objetivo de la clase. De este modo, como tú bien dices, con un buen cierre les será mucho más fácil seguir indagando por su cuenta.

  3. Pingback: Forma y fondo en las presentaciones orales | Laura Acosta - Traducción, corrección y enseñanza de español para extranjeros

Leave a Reply